Venta de Llantas en Quito Guayaquil y todo Ecuador , llantas rin 13 14 15 16 17
Como pedir un aumento de sueldo y explicárselo a tu jefe… Vívelo.

¿Cómo pedir un aumento de sueldo en mi trabajo?

Durante la crisis económica que golpeó a todos los países en los últimos años, el sector empresarial ha sido el más afectado, por lo que ha tenido que modificar sus políticas y códigos laborales para adaptarse a nuevas condiciones del mercado laboral.
Pero, como ya debes saber, esta no es una tarea fácil y debe ser hecha de la mejor manera, con las palabras correctas y en un momento que pueda resultar beneficioso para ambas partes. Es normal que las dudas llenen nuestra cabeza. La más común es de si nos merecemos, o no, ese ansiado aumento, el que representa una gran ayuda para solventar nuestros gastos, cada vez más altos por el cambiante costo de vida.
Así que vamos con algunos tips que de seguro ayudarán en la tarea:
Preparando el terreno
  1. Informarse es la primera clave para

    solicitar un aumento de sueldo

    . Debes saber cuánto es el promedio que se paga en el campo en el que estás laborando. También es bueno conocer la situación financiera de la empresa. ¿Te imaginas lo que pasaría si la empresa está reduciendo nómina para reducir gastos? No sería una buena jugada y, por último, pregúntate cuál es el aporte que haces a la empresa. El trabajo realizado en meses anteriores debe justificar esta solicitud y tener conciencia de que pueden aumentar nuestras responsabilidades con esa

    alza de salario

    .
  2. Calcular el tiempo será de gran ayuda porque si se solicita un alza en los meses previos a la designación de presupuestos anuales, habrá una mayor posibilidad de conseguir una respuesta positiva ya que una vez que se apruebe el presupuesto de cada área, lo más probable es recibir un “no” por respuesta.
  3. Del punto anterior se puede desprender que seamos concisos al momento de conversar con nuestro jefe, llevar la mente clara ayudará a ir al grano y agilitar el proceso. Lo mejor es asegurarse de que tu superior no esté de apuro, esto dará espacio a que ambas partes se sientan relajadas y cómodas hablando del tema y evitar que, al momento de recibir una respuesta, el jefe dé largas al asunto.
  4. Ser la persona de siempre es un punto a favor. Como se dijo en el párrafo anterior, no hay razón para que el tema no sea tratado de manera natural, así que el carisma y el buen trato deben continuar en ambas partes. No es recomendable abrir la conversación con la solicitud de buenas a primeras; si bien es cierto que debes hacer una reunión corta, también recomendamos tratar uno o dos puntos antes de entrar de lleno al tema. Eso sí, el mostrarse seguro y relajado causa una buena impresión.
  5. Elegir un buen lugar para la reunión, que no será otro que el lugar de trabajo para así evitar comentarios malintencionados a futuro. Este consejo se refiere a una oficina con ambiente agradable para que la conversación fluya y puedan abordar el punto con tranquilidad.
  6. Tener clara la película para que ninguna de las dos partes se vea en desventaja; en tu caso, puede pasar que no tengas claro lo que es una promoción y alza de salario. La primera se refiere a adquirir más responsabilidades dentro de la empresa y por lo tanto cobrar más. La segunda se refiere a cobrar más por el mismo trabajo. Ninguno de los dos escenarios es malo, pero ten claro lo que quieres y actúa a la altura que tu puesto exige, demostrando que eres capaz de asumir nuevos retos y responsabilidades.
  7. Ser realista en cuanto al porcentaje que vas a solicitar, que por lo general es de, máximo, el veinte por ciento del aumento del año anterior. También contando con la inflación que tenga el país al momento de tocar el tema, solicitar más de lo lógico significaría un cambio radical en tus funciones y ya explicamos en el apartado anterior que eso significaría solicitar una promoción.
Así que, en conclusión, es probable que las cosas no salgan como lo pensamos, pero es importante mantener la calma y ser pacientes porque el jefe debe tratar el tema con el departamento de recursos humanos. Ahora, también cabe la posibilidad de que no obtengas ese ansiado aumento. En tal caso sé razonable y no tomes a personal la negativa. Averigua la razón de manera cortés, pregunta qué habilidades falta adquirir, propón un plan de acción y mantén la ética profesional para demostrar tu compromiso con la empresa.
Y siempre recuerda que VIVELO está para brindarte un respaldo en los momentos cuando más lo necesitas.
Por ello, puede que ciertas empresas tengan un reglamento en el que se estipule un lapso de tiempo para hacer una revisión de los sueldos de los empleados, mientras que otras no lo tengan, por lo que se hace necesario pensar y escoger el mejor momento para solicitar una revisión de salario.